Seis pasos que te ayudarán con tu Plan de Internacionalización

Una de las fases más emocionantes de la empresa es cuando esta empieza a vender sus productos en el extranjero o tiene oficinas en el exterior. La internalización de la empresa implica que tú generes dinero en el extranjero, es decir, que tu empresa genere dinero en el extranjero.

Obviamente todo empieza con la exportación y después se va internacionalizando la empresa construyendo fábricas en el extranjero que es una de las formas más profundas de internacionalizar.

 

Hay varios componentes claves de la internalización

  • Es un proceso que se va desarrollando durante el tiempo no es una situación que se produce en un momento dado, sino que va evolucionando por diversas fases. Por lo tanto, requiere de tiempo, la internalización se desarrolla por etapas para que vaya poco a poco evolucionando.
  • Cuando tu empresa comienza a expandirse, el cambio es necesario, es decir, que tu negocio debe adaptarse a la situación de cada país, por lo tanto, registrará cambios que afectará a tu empresa en su actividad y funcionamiento.
  • Internacionalización significa salir de las fronteras del país para desarrolla las actividades de la empresa, estás actividades pueden ser vender sus productos, comprar inputs, invertir, etc.

 

  1. Relacionarse con empresas en el extranjero

Esta fase es muy importante puesto que relacionarte con una empresa de fuera te ayudará a expandirte. Pueden ser alianzas estratégicas en donde tu empresa puede relacionarse con otra empresa internacional para enviar productos y recibir ingresos. Muchas de esas relaciones se deben a las actividades importadoras. Las empresas descubren que en mercados exteriores pueden comprar maquinarias más avanzadas o que no se encuentra disponible en el país o bien está muy cara y fuera lo consigue a un precio más razonable.

Sus primeras operaciones son de importación. Esto le permite entablar relación con empresas de otros países y empezar a conocer las operaciones internacionales. Esta es una de las vías por el cual tu empresa puede descubrir la forma de internacionalizarse, para conocer los productos competidores, o comprar productos de fuera este siempre ha sido el primer paso para la expansión de una empresa.

 

  1. Exportación

Al principio pueden ser pequeñas exportaciones o exportaciones ocasionales, pero por ahí se empieza, por mandar productos al extranjero y recibir el dinero de fuera. Las exportaciones tienen sus ventajas y desventajas:

Ventajas

Si surge una crisis en el país de origen, tienes la posibilidad de aumentar la producción en los países que tu empresa se ha instalado, es decir, si tu mercado interno no te responde puedes intentar vender fuera de las fronteras.

Desventajas

Algunos países dependen de ciertos productos que solo lo fabrica otros países, por ejemplo, Colombia es uno de los países que más exporta café si dejara de exportar a otros países habría escases de café. O lo que ha pasado con la pandemia como China, Alemania que eran los grandes exportadores de mascarilla al llegar el virus quisieron esos productos para ellos mismos y empezó los escases de estos productos en otros países.

 

  1. Cuando se pone una oficina en el extranjero

Esta fase a lo mejor es una de las más emocionantes, ya que quiere decir que tu empresa necesita presencia en otro país que pueda resolver todos los problemas que se suscitan en el extranjero. Esto usualmente pueden duplicar o triplicar las ventas y ser mucho más interesantes las operaciones internacionales.

 

  1. Fábricas en el extranjero

Cuando tu empresa empieza a fabricar en otros países es que se está globalizando, por lo tanto, cuando se busca tener una fábrica en otros países, ya se tienen empleados en el extranjero eso habla de una total internalización de la empresa.

La decisión de producir en otros países se debe a dos grandes motivos:

  • Para poder fabricar con menos costes: Muchas de las empresas se trasladan o implantan su fábrica en países con bajos costes, en especial costes laborales. En los países que se producen esta deslocalización es en países más desarrollados.
  • Estar cerca de los clientes: Puede que una empresa instale sus oficinas fuera para estar más al pendiente de las necesidades de los consumidores y así poder adaptarse mejor a sus gustos.

 

  1. Globalización de la empresa

Cuando tu empresa ya tiene presencia en diez o más países esto le hace una empresa global. Una empresa que tiene su sede en todo el mundo. Aquí es donde empiezas a pensar en grande, porque es inaudito pensar como lo harías si solo tuvieras un negocio en ciudades de un solo país cuando la globalización ha reorientado los esfuerzos de la empresa hacia una mayor calidad.

 

6. Cadenas globales de valor

Gracias a la internacionalización las empresas han podido llevar un intenso desarrollo denominado “cadenas globales de suministro”. Estas cadenas son una red de instalaciones productivas y medios de distribución que están en cualquier sitio geográfico y que realizan la fabricación de productos integrando materiales y servicios de diferentes lugares, con el fin de distribuir a los consumidores que están situados en distintas partes del mundo.

Estas son algunas de las razones por la que la internacionalización ha favorecido a una empresa:

Los progresos en las comunicaciones: gracias a los avances en la tecnología de la comunicación, los centros situados en varios puntos geográficos pueden intercambiar información acerca del desarrollo de la empresa. Esto es un tema muy importante, puesto que las estrategias con resultados positivos en alguna región pueden valer en otras regiones, por lo tanto, es un punto extra.

La liberación comercial: La reducción de los impuestos y ciertas libertades comerciales facilita a la exportación de los productos.

Transporte internacional: Facilita la transportación de las mercancías, una mejora en el sistema supone la circulación de los productos por el mundo, además de una reducción de costes.

 

“Las cadenas globales de suministros” ha estimulado al comercio internacional a desarrollarse de forma destacada. El comercio de bienes va circulando por todo el mundo entre las distintas instalaciones productivas hasta que llega al consumidor final.

Related Articles

noviembre 30, 2013

MarketPlace

Post a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *