Ofrecer una buena experiencia al usuario


 
Al optimizar un sitio web para los grandes buscadores, a menudo se piensa que existe una fórmula mágica que garantizará el incremento de tráfico y que eso llevará a conversiones automáticas. Si bien queda claro que es un proceso complejo compuesto de muchos factores —SEO, contenido de calidad, diseño, etc.— por lo general queda relegado un elemento igual de indispensable que los demás: La experiencia del usuario.
En una campaña SEO muchas cosas serán tenidas en cuenta, mediante una estrategia que seguirá unos determinados pasos para llegar a un objetivo concreto. Lo mismo ocurrirá con los demás factores al optimizar un sitio web. ¿Pero qué sucede si en una estrategia no se contempla la satisfacción de la experiencia del usuario? ¿Qué tan grave puede resultar?

Veamos dos claros ejemplos y muy conocidos: MySpace y Digg. Hace seis o siete años hubiera sido impensable que estos dos enormes servicios serían vendidos por apenas una pequeña fracción de lo que valieron en su mejor momento. MySpace tenía el camino marcado para convertirse en la mayor red social de toda internet, por aquel entonces parecía que cualquier persona menor de 30 años tuviera una cuenta ahí. Digg gozaba de una masiva popularidad entre los usuarios —sobretodo en los más avanzados— era un lugar para descubrir las novedades, de lo que se estaba hablando en el mundo, si el contenido de una página llegaba a la portada podía dar por seguro que sería el rey de internet, al menos por un día. Pero en algún punto estos gigantes de la web comenzaron a caer sin freno.

Hace unos días, el 12 de Julio, Digg fue vendido por apenas 500 mil dólares a Betaworks —aunque algunas fuentes aseguran que fue por mucho más. Para darnos una idea del valor que tuvo en su momento Digg, en el año 2008 había recibido una muy jugosa oferta de compra por parte de Google por 200 millones de dólares.
En cuanto a MySpace, la empresa News Corp la adquirió por 580 millones de dólares y en el año 2011 la vendió por apenas 35 millones.

Pero bien, ¿Cómo es posible que estos dos gigantes poderosos de internet perdieran tanto tráfico y por tanto, su valor?
La respuesta es sencilla: perdieron de vista lo que quería su público. A la vez que sus directos competidores como Reddit y Facebook, supieron ganar terreno tomando su popularidad. Estos ejemplos pueden aplicarse a cualquier otra página o sitio web, las consecuencias serán las mismas, aunque no se cuente con millones de usuarios.

Darle a los visitantes lo que quieren es tan crucial como una exitosa campaña de SEO. La optimización sólo será efectiva si el contenido de un sitio web —en su amplio sentido— es útil y atrapa a los visitantes. Hay que darles una razón para que vuelvan, al ganar su confianza e interés estarán muy dispuestos a compartir ese contenido entre sus círculos y contactos en las redes sociales. La intención es que se sientan cómodos.
Tal vez el error más grande de Digg fue darle una cantidad de características nuevas a sus usuarios que no querían ni necesitaban, entorpeciendo el servicio.
Por eso resulta indispensable contemplar la experiencia del usuario dentro de cualquier estrategia, al fin y al cabo hacia ellos va dirigido un sitio web. Es muy importante renovar, pero igual de importante es no perder de vista el objetivo.

Post a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *