Guía para vender en Amazon

En la actualidad, son muchos los comercios que acuden a marketplaces con el objetivo de aumentar sus ventas. Las ventajas son claras: gran cantidad de potenciales compradores, mayor presencia online o menores costes para el negocio.

Entre todos ellos, Amazon es el mayor marketplace que existe en la actualidad. Ofrece un amplio catálogo de productos a precios bastante competitivos, rapidez en las entregas, buen servicio de atención al cliente.

Es por esto, que cada vez más negocios acuden a este marketplace con el fin de potenciar se negocio. Por ello, os traemos esta guía en la que os indicaremos paso por paso como comenzar a vender en Amazon y como potenciar vuestras ventas en este marketplace.

Beneficios de vender en Amazon

En primer lugar os voy a indicar porque Amazon es un buen lugar donde vender tus productos.

Permite dirigirse a un mercado mayor

Las empresas que venden en su propia tienda online se limitan a un pequeño público. Por ello, con el fin de poder dirigirse a una mayor cantidad de potenciales compradores lo mejor ha sido optar por los marketplaces.

Menor inversión inicial

Si optamos por vender en Amazon, ahorraremos los costes que supone crear nuestro propio comercio electrónico.

Dar salida al exceso de stock

Acudir a un marketplace para poner en venta nuestros productos puede ser el mejor medio para reducir el exceso de stock cuando no somos capaces de darle salida por los medios de venta habituales.

Expandir la imagen de nuestra marca en el exterior

A Amazon acuden compradores de todo el mundo, por lo que si vendemos en esta plataforma nuestra marca podrá aumentar nuestra visibilidad fuera de nuestras fronteras.

Conseguir una buena imagen de marca

En la actualidad, los usuarios acuden a diario a Amazon teniendo total confianza en las empresas que venden en ellos. Esto es por el gran servicio de atención al cliente que nos ofrece Amazon y la seguridad que nos aporta al hacer nuestras compras. Esto puede repercutir de forma positiva en la imagen que genera nuestra marca en estos portales de venta.

Inconvenientes de vender en Amazon

Junto a estas ventajas, podemos encontrar algunos inconvenientes que sería bueno conocer antes de poner nuestros productos a la venta en Amazon.

Menos beneficios por producto vendido

Vender en Amazon no es gratis. Por tener nuestros productos a la venta se nos cobrará una tarifa mensual, al que habrá que añadir la tarifa adicional que Amazon nos restará por la venta de cada producto. Más adelante detallare los costes en que se incurren por poner a la venta nuestros productos en Amazon, disminuyendo el beneficio de cada venta.

Otros vendedores en Amazon

Como he indicado anteriormente, Amazon es un gran escaparate por el que pasan muchos potenciales compradores. El problema es que también agrupa una gran cantidad de vendedores de todo tipo de sectores, que venden multitud de productos. Esto puede suponer que tengamos que reducir los precios de nuestros productos con el fin de hacerlos más atractivos que los de la competencia.

Tipos de cuentas en Amazon

A la hora de vender en Amazon, podemos escoger entre dos tipos de planes: Vendedor individual y vendedor Pro. Las principales características de ambos planes las detallo a continuación.

Vendedor individual

Esta cuenta permite vender hasta 40 artículos al mes. No se cobrará tarifa mensual por poner tus artículos a la venta pero si se cobrará una tarifa por cada artículo vendido + 0,99€ extra por artículo. Este plan es perfecto para particulares y para aquellas empresas que quieren ver cómo funciona este marketplace, pudiendo pasar al plan profesional en cualquier momento

Vendedor profesional

Con esta cuenta podrás vender más de 40 artículos al mes en Amazon. La cuenta de vendedor profesional está enfocada a negocios que venden sus productos de una forma regular, además de aportar una serie de ventajas con las que no cuenta el Plan de vendedor individual.

Entre sus principales beneficios tenemos los siguientes: añadir nuevos productos al catálogo de Amazon, vender nuestros productos en todas las categorías de Amazon, nuestros productos están disponibles con la función de compra 1-Clic, podremos añadir ficheros e informes de pedidos y subir nuestro inventario y productos usando herramientas automatizadas (Es decir, subidas de gran volumen).

Tarifas a pagar por vender en Amazon

Como he indicado anteriormente, en función del plan escogido, se nos cobrarán distintas tarifas por la venta de nuestros productos, así como una tarifa por la suscripción mensual por tener nuestros artículos a la venta en Amazon.

Las distintas tarifas son las siguientes:

  • Tarifa por referencia: es el porcentaje que Amazon te cobra por cada venta y que se calcula sobre el precio total de venta del producto incluyendo los gastos de envío. Dependiendo de la categoría a la que pertenezca tu producto, el porcentaje puede variar desde un 5% hasta un 45% aproximadamente.

 

  • Tarifa por cierre de venta: es una comisión cerrada de 0,99€ en cada producto que se te descuenta de los beneficios. No importa qué tipo de producto o que coste tenga.

 

  • Tarifa por venta de artículo: es el coste que Amazon te repercute por cada venta que hagas a través del marketplace. Las más comunes están entre 0,81€ y 1,01€ y únicamente se aplican a libros, música, DVD, software y videojuegos.

 

  • Cuota fija de suscripción mensual: es la tarifa que Amazon cobra de manera mensual por tener productos en venta en su marketplace a los vendedores profesionales. Tiene un coste fijo de 39€ al mes.

Pasos para empezar a vender en Amazon

En primer lugar, debemos crear una cuenta en Amazon y registrarnos en Seller Central, eligiendo como he indicado entre los dos tipos de cuentas que nos ofrecen.

Deberemos proporcionar una serie de datos para el registro:

  • País de la empresa
  • Tipo de empresa
  • Número de teléfono
  • Datos personales y bancarios
  • Tarjeta de crédito

¿Qué productos vender?

Una vez que tengamos creada nuestra cuenta, deberemos escoger que productos vamos a vender en Amazon.

Tanto si aún no tenemos montado nuestro negocio, como si ya tenemos una tienda, debemos realizar un análisis para saber si los productos que queremos vender tienen demanda entre el público.

Hay dos formas de saber si un producto tiene buena acogida o no en Amazon. En primer lugar, podemos ir a la categoría de dicho producto y ver el listado de los productos más vendidos. El hecho de que este producto aparezca entre las primeras posiciones, es un indicador de que tiene bastante demanda.

El inconveniente es que de esta manera no conoceremos cual es la demanda exacta que tiene este producto. Para ello podemos instalar la extensión “Jungle Scout” en Google Chrome, la cual nos permitirá saber las ventas que tiene cada producto y los ingresos estimados que genera cada producto.

También hay que tener en cuenta si los productos que queremos vender están dominados por unos pocos vendedores.

En caso afirmativo, es recomendable no vender ese producto en Amazon, puesto que esos vendedores tienen muy fidelizados a sus clientes, tienen muy buenas opiniones y será difícil adelantarles en los listados de resultados.

Con la herramienta “Jungle Scout”, también podremos conocer las ventas de cada producto por proveedor. El hecho de que se encuentren muy repartidas es un indicador de que no hay dominadores claros en ese producto.

El último factor a tener en cuenta antes de poner a la venta nuestros productos en Amazon, es el margen de beneficio que obtendrías por cada venta.

El precio que pongas a cada producto, no tiene que coincidir necesariamente con el precio que pongas a ese mismo producto en tu tienda, ya que puede que en Amazon ese precio no sea competitivo y tengas que poner un precio inferior para que lo compren. Por lo tanto, fíjate en un primer lugar en los precios de la competencia y analiza si puedes competir con esos precios ganando un beneficio suficiente.

En Amazon, la mayoría de usuarios intentan comprar el producto más barato, por lo que si no puedes competir con los mejores precios, no intentes vender ese producto.

Cómo poner a vender los productos

Una vez hemos elegido los productos que vamos a vender, procedemos a introducir nuestro primer producto. Para esto, debes ir al apartado de «Inventario» y hacer clic en «Agregar un producto».

Pero antes de ello, comprobamos si este ya existe en la plataforma. En caso de que ya exista, solo tendremos que añadir nuestra oferta dentro de la ficha. Si no existe, tendremos que crearlo desde cero, incorporando toda la información necesaria. Los principales datos a rellenar son los siguientes:

  • Título. En primer lugar, debemos poner título al producto. Hay que tener en cuenta que Amazon nos permite poner títulos muy largos
  • Imágenes. La imagen principal ha de contener una foto del producto sobre un fondo blanco, sin ningún complemento
  • Marca y fabricante. En cada producto puedes poner la marca y el fabricante, que facilitar la filtración e identificación de cada uno de ellos.
  • Palabras claves de búsqueda. Por último, puedes incorporar palabras claves que ayudan al cliente a encontrar el producto de manera más rápida.

Cómo enviar tus productos

La mayoría de compradores, acuden a Amazon no solo por los buenos precios y el amplio catálogo de productos que en él se ofertan, sino también por la rapidez de sus envíos. Por eso, el vendedor tiene que gestionar estos de una manera cuidadosa. Tiene que tener en cuenta:

  • Gastos de envío. Un vendedor puede configurar el precio que quiere que pague el cliente por el envío del producto. Cabe la posibilidad de que el envío sea gratuito.
  • Plazo de entrega. El plazo de entrega se establece desde que el cliente compra el producto hasta que lo recibe. Así que, también, tenemos que tener en cuenta el tiempo de preparación del producto. En Amazon, tenemos dos opciones para establecer el plazo de entrega:
    • Estándar. Los vendedores que ofrecen un tiempo de tránsito entre 3 y 5 días
    • Urgente. El tiempo de tránsito se establece entre 1 y 2 días.

Uso de logística de Amazon

La logística de Amazon, conocido también como FBA (Fulfillment by Amazon), es un servicio que te facilita todas las tareas relacionadas con los envíos y almacenaje del producto. Amazon se encarga del almacenamiento de tus productos y ofrece una gestión logística: entrega de envío rápido, servicio de atención al cliente, servicio de reembolsos y devoluciones 24 horas.

En caso de que hagas uso de este sistema de logística, lo único que debes hacer es enviar tus productos a los distintos almacenes de Amazon que se encuentran por todo el mundo.

Gestiona tus ingresos

En caso de que vendas en Amazon,  será este quien reciba los pagos y los gestione directamente.

La principal ventaja es que no tendrás que preocuparte por gestionar el cobro de las compras, bastará con que introduzcas tu cuenta bancaria y Amazon te hará el ingreso. Lo malo es que no recibirás el pago de forma automática al realizar la venta, ya que tendrás que esperar 15 días a que te hagan el ingreso.

Conclusión

Como ves, Amazon es un marketplace muy accesible para todo tipo de vendedores, ya que podemos encontrar tanto nuevos emprendedores que quieran comenzar a vender desde 0, como negocios que quieran ampliar sus canales de venta.

Junto a esto, recomiendo a los que hayan leído este artículo a que tengan en cuenta las ventajas e inconvenientes de comenzar a vender en Amazon, y a que analicen si el beneficio que pueden obtener por vender sus productos en este marketplace es suficiente para ello.

Related Articles

agosto 12, 2012

Analítica Web

enero 30, 2013

¿Qué es el TrustRank?

Post a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *