El ecommerce en España continúa su escalada

El Ministerio de Industria, Energía y Turismo ha presentado el Estudio sobre el Comercio Electrónico B2C 2013, que ha sido realizado por el ONTSI (Observatorio Nacional de las Telecomunicaciones y de la Sociedad de la Información).

Los datos facilitados por el informe permiten vislumbrar que el comercio electrónico B2C sigue en expansión y alcanza para el año 2013 los 14.610 millones de euros, lo que representa un incremento del 18% en relación al año anterior. Esta subida supera en 4,6 puntos porcentajes a la experimentada durante el año 2012.

Este crecimiento del ecommerce es debido al aumento del número de internautas compradores y del incremento del gasto medio por cada uno de los internautas compradores. El número de internautas compradores ha pasado de 15,2 millones en 2012 a 17,2 millones en 2013, con un incremento del 14% en valores absolutos. En cuanto al gasto medio, se incrementó en 2013 un 3,9% situándose en 848 euros frente a los 816 de 2012

El perfil del comprador

El perfil del comprador que se puede observar se asemeja al de la población internauta en general, suelen predominar los compradores de 25 a 49 años, que residen en ciudades de más de 100.000 habitantes. La frecuencia de compras se sitúa en una compra mensual en el 14,9%, el número de categorías compradas es de 3,7 y el de procesos de compra 10,51. Este estudio ha venido a confirmar que el lugar continúa siendo el lugar preferido para realizar las compras online, no obstante por primera vez se prefiere comprar en movilidad que desde el puesto de trabajo.

Métodos de pago

Las tarjetas de crédito y de débito siguen en el primer puesto como método de pago favorito por para de los usuarios con un 52,8%, no obstante su uso ha descendido en 10,1 puntos porcentuales si se compara con el mismo período del año 2012. También hay que analizar el aumento en 13,5 puntos porcentuales la utilización de plataformas de pago exclusivamente electrónicas, que se han empleado en el 28,4% de las transacciones. Entre las modalidades de pago menos utilizadas figuran la domiciliación bancaria y el pago contrareembolso (17,1%), así como otras vías de pago (1,6%) y el teléfono móvil (0,2%).

Post a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *