5 falsos mitos sobre el Social Media


 

Desde hace unos años a esta parte en el mundo del marketing online el Social Media se convirtió en un nuevo horizonte indispensable a afrontar. Pero como sucede con cualquier otra tecnología relativamente nueva, se crean ciertos mitos e ideas erróneas. Creer en esos mitos pueden llevar a perder la oportunidad de un muy valioso canal de marketing e impedir que algunas empresas lo aprovechen a su favor. Veamos a continuación los cinco más comunes.

1- El Social Media es gratis.

Si bien suena a verdad rotunda, lo cierto es que no lo es del todo. Tenemos todos en claro que crear un perfil en Facebook, Twitter, Google Plus, Linkedin o YouTube es gratuito, pero el esfuerzo, el tiempo y la dedicación que requieren para mantenerlos actualizados, completos y compartiendo contenido relevante no lo es. Esa dedicación requiere además de cierto conocimiento de la empresa y debe existir una estrategia para llegar a las demás personas. Enfocarse en proporcionar los recursos necesarios para poder hacer ese trabajo de manera correcta y efectiva puede ser determinante a la hora de crear contenido, publicar, monitorear e interactuar en las redes sociales.

2- El Social Media no puede ayudar a un negocio.

Esto es falso en varios niveles, pues puede ayudar a crear nuevas tendencias, conectarse con clientes ya existentes así como ganar nuevos. Saber qué opina la gente de la empresa y recibir de esta manera valiosa información que ayudará a tomar decisiones en el futuro. Grandes empresas utilizan Facebook o Twitter para la atención al cliente, recibir quejas o responder preguntas. Dell por ejemplo utiliza su cuenta de Twitter para solucionar problemas técnicos de sus clientes, que quedan muy satisfechos por tener ese canal alternativo para resolver sus inquietudes.
Utilizar las redes sociales de esta forma además mejora la imagen de la empresa de cara a los clientes de la competencia, al mostrarse receptivo, tomándose el tiempo para dar una muy buena atención a todos los usuarios.

3- La competencia ya se ha establecido en el Social Media.

Si bien puede parecer desalentador, no tiene por qué serlo. El hecho de que la competencia ya haya establecido su presencia no quiere decir que otro no pueda hacerlo por venir detrás. Si se cuenta con una lista de correos de clientes existentes o una base de datos de ventas y contactos comerciales, entonces la mitad del camino ya está hecho. Solo resta crear una cuenta en Facebook y/o Twitter —o además hacerlo en otras, según se crea conveniente— y enviar un correo masivo a todos los contactos posibles dando el mensaje de que ahora posee un perfil exclusivo en esa red social. Para aprovechar la oportunidad podría ser buena idea ofrecer algún tipo de descuento, regalo o sorteo entre aquellos que se conviertan en “seguidores” o den “me gusta”.

4- Ninguno de mis competidores utilizan las redes sociales.

Contrario al punto anterior y que carece bastante de sentido. Existen aún mayores chances de explotar un canal de comunicación extraordinario, que no está siendo aprovechado por los competidores del mismo sector. Es una oportunidad única, que a esta altura puede ser bastante dificil de conseguir y que no habría que dejar pasar.
Una gran cantidad de potenciales clientes de productos y servicios que utilizan estos canales posiblemente vean con mucho agrado que una empresa de un sector determinado tome presencia en el lugar en el que pasan muchas horas a la semana. Contar con la suerte de ser el primero de un nicho determinado en irrumpir en las redes sociales puede llegar a ser decisivo para atraer potenciales clientes e inclinar la balanza a su favor.

5- El Social Media es solo para conversar.

Absolutamente no. Tal vez el mito más equivocado y extendido de todos sea este punto. Si bien forma parte, no es suficiente. El éxito en el social media se consigue identificando y conectando con los usuarios “poderosos”, los líderes de opinión y que tienen una red extensa de contactos que lo escuchan, expertos que incitan a compartir y comentar. Desde luego no es nada sencillo y toma mucho más que simple diálogo, toma tiempo, dinero y sobre todo crear contenido de calidad.

Queda claro que no es un camino sencillo, pero muchas empresas, sean grandes o pequeñas, obtuvieron y obtienen grandes resultados tan solo por haber hecho una buena publicación o haber mantenido una conversación interesante con los comentarios.

Post a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *